Martha Govea Reyes

“Soy mamá Roble desde hace 11 años, siempre me gustó la multiculturalidad de la escuela, ya que ha sido muy importante en la formación de mis hijas, personas tolerantes y empáticas. Mis hijas en la escuela, siempre han sido tratadas como seres que importan y no son un número. La escuela ha sido su segunda casa. Espero que siga siendo una referencia para ellas de que es un lugar donde puedan crecer, prepararse y enfrentar retos. Una escuela donde he encontrado grandes amigos y he conocido a distintas personas que han enriquecido mi vida. Somos una gran comunidad y espero que eso se siga cuidando.”